Elige tu ciudad: Barcelona

¿Qué estas buscando?

900 525 825
L-J de 9:00h a 19:00h
V de 9:00h a 18:00h
ClinicPoint. Medicina privada para todos. + de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera
Operación de Próstata con Láser Verde

Operación de Próstata con Láser Verde

Te recomendamos: Operación de Próstata con Láser Verde en Barcelona a un precio desde 4.995€

La operación de próstata con  Láser Verde es una técnica segura, que no provoca sangrado, aliviando los síntomas de la hiperplasia benigna de forma inmediata. Permite al paciente retomar su vida cotidiana en apenas 2 o 3 días.

En ClinicPoint trabajamos con centros especializados en la Operación de Próstata en Barcelona con Láser Verde. El Láser Verde es una de las cirugías más populares para tratar la hiperplasia benigna de próstata debido a sus buenos resultados. 

¿Qué es la próstata?

La próstata es un órgano exclusivamente masculino y ubicado en la zona urogenital. Se trata de una glándula con forma de castaña y surcada por el centro, de modo que queda dividida en dos mitades. Está compuesta de tejido muscular, tejido glandular y tejido estromal, que es el que le da la forma. Se sitúa justo por debajo de la vejiga urinaria y por su surco central pasa la uretra, el conducto que lleva la orina y el semen al exterior del cuerpo.

La próstata tiene una función glandular sexual, basada en proveer al semen de multitud de sustancias fundamentales para la fecundación y la viabilidad de los espermatozoides. El conjunto de estas sustancias se conocen como líquido seminal.

Crece durante toda la vida. El tamaño normal de la próstata es aproximadamente de 4 x 3 x 2,5 cm., su peso hasta los 30 años es de 25 gramos, pero a partir de esa edad su crecimiento comienza a hacerse más perceptible. Si su crecimiento es pausado no presenta problemas, pero si se acelera, a partir de los 50 años puede estrangular a la uretra y presionar mucho a la vejiga, en una enfermedad que se conoce como hiperplasia benigna de próstata o inflamación de la próstata.

¿Cómo y por qué se produce la hiperplasia benigna de próstata?

La próstata puede entonces llegar a doblar su peso e incluso triplicarlo con los años. En sí no tiene que ser un problema si no es un crecimiento canceroso, pero al obstruir la uretra genera desarreglos a la hora de orinar que pueden ser muy molestos e incluso peligrosos. La hiperplasia se da por desarreglos de los niveles de testosterona en sangre. Estos desarreglos activan el crecimiento del tejido muscular prostático.

Este tejido, como es el más abundante en el surco central que rodea a la uretra, tiende a presionar el conducto urinario y cerrarlo, dificultando el paso de la orina y el control que sobre las funciones urinarias ejerce la vejiga.

Síntomas de la hiperplasia benigna de próstata

Como resultado de esta presión, que puede ir de menos a más con los años, se calcula que casi la mitad de los hombres mayores de 50 años experimentan molestias y complicaciones al orinar, ya que no pueden hacerlo con fluidez. Uno de los síntomas de la próstata inflamada más comunes es la micción intermitente, que se produce cuando a pesar de tener la vejiga llena, el afectado no consigue expulsar toda la orina de una vez.

Otro síntoma de la próstata inflamada es la sensación permanente de que tenemos la vejiga llena cuando en realidad no es así; este fenómeno se produce porque la presión de la próstata sobre la uretra se trasmite a la vejiga. El afectado se pasa las horas acudiendo al baño sin apenas expulsar líquido. Finalmente, otros síntomas extremos son una posible incontinencia urinaria e infecciones bacterianas de la vejiga, ya que esta nunca consigue vaciarse completamente.

Diagnóstico de la hiperplasia benigna de próstata

La hiperplasia benigna de próstata se diagnostica por varios métodos. Uno de ellos es la prueba del tacto rectal, donde el médico, a través del recto del paciente, palpa la próstata y comprueba si tiene un tamaño excesivo o presenta nodulaciones. Esta prueba se ha sustituido en los últimos años por la ecografía prostática.

A ello se suma un análisis de sangre donde se mide la cantidad del antígeno PSA, indicador del cáncer de próstata. Si la próstata es grande pero la cantidad de PSA es baja, puede ser índice de hiperplasia en lugar de cáncer. No siempre se cumple esta norma, pero cuanto mayor es el crecimiento de la próstata y menor el PSA, más signos hay de que no sea cáncer y sí hiperplasia. Finalmente, una biopsia nos puede dar un diagnóstico definitivo.

Tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata

Existen varios tratamientos para paliar los efectos de la hiperplasia benigna de próstata. El más antiguo y aparatoso para tratar la próstata inflamada es la resección transuretral de la próstata, en la que se utilizan métodos mecánicos para seccionar los trozos de próstata que oprimen la uretra. Se utiliza material endoscópico y se llega a la próstata a través de la uretra.

Otro tratamiento más moderno y menos invasivo para la inflamación de la próstata, ya que no implica eliminación mecánica de la próstata, es la Cirugía de Próstata con Láser Verde en Barcelona, que consiste en la introducción por métodos endoscópicos, y a través de la uretra, de un emisor de rayos láser que vaporizarán los tejidos que han crecido en exceso, liberando así a la uretra de la presión.

Una tercera intervención es el llamado urolift, una operación de próstata donde se colocan a través de la uretra implantes que contrarrestan la presión que ejerce la próstata sobre este conducto, liberándolo para sus funciones. Es una intervención rápida y nada invasiva, pero que de todos modos está restringido a próstatas con un peso menor a los 50 gramos o en casos donde no se puedan aplicar las otras cirugías.

Ventajas de la Operación de Próstata con Láser Verde para tratar la hiperplasia benigna 

La operación de la próstata con láser verde es el tratamiento en la actualidad más aceptado para tratar la hiperplasia benigna de próstata por su universalidad, su rápida recuperación, sus escasos efectos secundarios y las pocas complicaciones que presenta. La ventaja de la operación de próstata con láser verde sobre la resección transuretral es que al ser un método termolumínico, lo que hace es quemar el tejido en lugar de cortarlo, con lo cual sella por calor los capilares, evitando posibles hemorragias postoperatorias.

Otra ventaja derivada de su acción no mecánica es que la probabilidad de que la operación de próstata provoque impotencia, temporal o permanente, disminuye mucho, ya que no se tocan las zonas nerviosas responsables de la erección del pene.

Recuperación tras la Operación de Próstata con Láser Verde 

La recuperación tras una cirugía de próstata por láser verde es mucho más corta que en el caso de la resección transuretral, ya que se limita a unas horas de reposo tras la operación; luego el paciente puede abandonar el hospital. En casa deberá guardar reposo relativo, es decir no hacer ningún esfuerzo excesivo, durante uno o dos días.

Por otro lado, el retorno a las relaciones sexuales es bastante rápido si se compara con la resección transuretral, ya que mientras en esta última se ordena un tiempo de abstinencia de seis a cuatro, semanas debido a las heridas en la próstata, en el láser verde este periodo se limita a dos semanas.

En ClinicPoint te ofrecemos la Operación de Próstata en Barcelona a precios exclusivos pactados con los mejores especialistas para acercarte la medicina privada.

Si necesitas facilidades en el pago para poder realizarte esta Operación de Próstata en Barcelona. Puedes consultar nuestras condiciones de financiación.