Elige tu ciudad: Barcelona

¿Qué estas buscando?

900 525 825
L-J de 9:00h a 19:00h
V de 9:00h a 18:00h
ClinicPoint. Medicina privada para todos. + de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera
Operación de Fimosis

Operación de Fimosis

Te recomendamos: Operación de Fimosis en Barcelona a un precio desde 440€

La operación de fimosis o circuncisión consiste en extirpar el exceso de piel prepucial dejando el glande al descubierto.

Descubre más sobre la Cirugía de Fimosis en Barcelona.

Fimosis y circuncisión, ¿cuándo hay que operar?

A pesar de lo que popularmente se pueda creer, la fimosis no es solo una cuestión que afecta a los niños. Los adultos también presentan fimosis y requieren de una operación conocida como circuncisión o postectomía para eliminar la piel que cubre el glande.

La fimosis es la dificultad o imposibilidad para retraer la piel del prepucio, es decir, la piel que cubre el glande y puede suceder tanto con el pene flácido como en erección.

Y no se debe confundir con la existencia de adherencias balanoprepuciales (entre la piel del prepucio y el glande) ni con un exceso de piel. Siempre que la piel del prepucio pueda descender libremente y no ejerza presión o resistencia, no hay fimosis.

Tampoco hay fimosis cuando a pesar de que el prepucio no se retrae durante la erección, sí puede hacerse manualmente.

Evolución de la fimosis en niños

Todos los niños nacen con fimosis, es decir, con el prepucio y el glande unidos, es fisiológico y totalmente normal. Con el paso de los años, el crecimiento del pene y que los niños empiezan a tocarse, estirarse la piel y a tener erecciones, las adherencias van desapareciendo. A los 4 años aproximadamente, se estima que el 80-90% de los prepucios descienden con total normalidad.

No obstante, en algunos casos persiste una especie de anillo que impide que la piel baje dejando el glande al descubierto que también se soluciona con el tiempo. En estos casos, la aplicación de una crema con corticoides suele ser efectiva en más del 80 por ciento de los casos.

Durante años se ha recomendado a los padres ir bajando la piel poco a poco, pero actualmente se desaconseja ya que puede provocar pequeñas heridas en la piel que al cicatrizar perderá elasticidad y a la larga puede hacer que la fimosis en niños se consolide. Por tanto, la recomendación es no hacer nada.

A los 17 años, solo entre el 1 y el 2% de los jóvenes presenta fimosis.

Tipos de fimosis en el adulto

Cuando nos encontramos ante un caso de fimosis en la edad adulta, hablaremos de tres tipos:

  • Fimosis puntiforme, cuando el orificio prepucial tiene un diámetro mínimo, casi imperceptible. La piel circundante es de un aspecto y grosor dentro de la normalidad.
  • Fimosis anular no retraíble o cicatricial, cuando la piel está endurecida y con un grosor aumentado. Normalmente se trata de un paciente que ha sufrido balanopostitis previas, de ahí el estado de la piel que rodea el prepucio.
  • Fimosis anular. Se clasifican bajo este grupo, aquellos casos que no corresponden a los dos tipos anteriores y en los que no se consigue la retracción.


Los pacientes adultos pueden haber nacido con fimosis, origen congénito, o bien haberla desarrollado más adelante, fimosis adquirida.

La fimosis adquirida aparece como consecuencia de haber sufrido inflamaciones del prepucio o del glande o infecciones en el pene en repetidas ocasiones. Estos procesos han contribuido a la pérdida de la elasticidad de la piel que cada vez se va volviendo más fibrosa.

Por otro lado, el hecho de sufrir diabetes es un factor de riesgo para la fimosis adquirida ya que tienen mayor predisposición a padecer balanitis (inflamaciones de repetición en el prepucio).

Finalmente, existe también otro tipo de clasificación para la fimosis, describo por Kayaba, y que se basa en el grado de retractilidad del prepucio respecto al glande. En este caso hablaríamos de fimosis del adulto de:

  • Tipo I, cuando hay una leve retracción pero sin que se logre ver el glande.
  • Tipo II, cuando la retracción es mayor que en el tipo I y hay exposición del meato uretral.
  • Tipo III, si el glande queda expuesto hasta la parte media del mismo.
  • Tipo IV, cuando hay exposición del glande hasta a corona.

Síntomas y complicaciones de la fimosis

  • Dolor al intentar retraer la piel prepucial. La intensidad del dolor variará en función de la estrechez en la piel.
  • Dolor e hinchazón del prepucio al miccionar.
  • Dificultad para orinar.
  • Balanitis.
  • Infecciones urinarias.
  • Reflujo vesicoureteral.
  • Retención aguda de la orina.
  • Megaprepucio.
  • Parafimosis, cuando el prepucio estrangula la base del glande impidiendo su movimiento y provocando su congestión. Ante esta complicación hay que actuar rápidamente ya que al no pasar la sangre existe riesgo de necrosis del pene.
  • Molestias y dolor durante las relaciones sexuales.
  • Alteraciones en la piel, como consecuencia de las infecciones, que aumentan hasta en un 30% el riesgo de cáncer de pene, según varios estudios.

La operación de fimosis

Como ya hemos explicado, la fimosis se resuelve por sí sola en la mayoría de casos. Pero cuando el tratamiento con cremas de corticoides no funciona o bien si la sintomatología es grave (dolor intenso, infecciones de repetición, parafimosis), entonces hay que recurrir a la operación de fimosis, circuncisión o postectomía.

Antes de someterte a una operación de fimosis en Barcelona deberás acudir a la visita previa con el especialista, quien tras realizarte una exploración física para valorar el grado de fimosis que padeces, te indicará las pruebas preoperatorias que necesitas para realizarte la intervención con todas las garantías.

La operación de fimosis es sencilla, rápida (apenas 30 minutos) y se realiza bajo anestesia local. En el caso de los niños, habrá que valorar en cada caso si es necesario emplear anestesia general o no.

En primer lugar el cirujano comprueba si el prepucio puede retraerse hasta algún punto o es irreductible. En este último caso, deberá hacer una incisión dorsal para descubrir el glande. Con el prepucio ya retraído, ya sea manualmente o mediante la incisión dorsal, el cirujano realiza otra incisión, en este caso en forma de circunferencia y paralela al surco balanoprepucial. Después se realiza otra incisión circunferencial siguiendo el mismo  surco. A continuación se retrae nuevamente el prepucio y se reseca el manguito de piel que queda entre las dos incisiones anteriores. Finalmente, se suturan los bordes.

El precio de la operación de fimosis en Barcelona, en un centro privado, suele rondar los 800 - 900 euros. Pero gracias al acuerdo que ClinicPoint ha alcanzado con médicos y hospitales de referencia, podemos ofrecerte un descuento del 38%. Por tanto, el precio de la fimosis es de 529 euros.

El postoperatorio de la fimosis

Una vez haya concluido la operación de fimosis en Barcelona, podrás abandonar el hospital e iniciar el postoperatorio en tu propia casa ya que los cuidados de la herida y de los puntos son muy sencillos. De hecho a partir del tercer día se pueden retomar las actividades cotidianas con normalidad y a los 15 días se considera que la recuperación es completa.
  • Debes tener en cuenta que es fundamental mantener la herida y las suturas limpias y secas. A diario y durante la primera semana deberás realizarte curas con suero fisiológico y betadine y volver a tapar la zona con gasas.
  • Puedes aplicarte hielo como máximo durante 10 minutos seguidos varias veces al día. Pero nunca de forma directa.
  • Lo más complicado es evitar el roce del pene con la ropa interior, lo que se soluciona utilizando prendas ajustadas, y las erecciones involuntarias mientras están los puntos.
  • Debes procurar dormir boca arriba para evitar presión y roces en el pene.
  • Los puntos de sutura suelen caerse por sí solos a partir del décimo día. Si transcurridas dos semanas aún no se han caído, el médico te los sacará.
  • Se recomienda esperar entre 3 y 4 semanas antes de retomar las relaciones sexuales.


Si sufres fimosis, acude al urólogo cuanto antes ya que se puede solucionar con una sencilla intervención y no es necesario que convivas con las molestias que ocasiona. En ClinicPoint ponemos a tu disposición a los mejores profesionales para operarte de fimosis en Barcelona.