+ de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera
Llámanos 900 525 825 L-J de 9:00h a 19:00h
V de 9:00h a 18:00h

¿Qué son las arañas vasculares?

Las arañas vasculares o telangiectasias son la dilatación de pequeños vasos sanguíneos superficiales que se detectan a simple vista ya que se localizan bajo la epidermis.

Son asintomáticas, es decir, que no ocasionan ninguna molestia. De hecho, el problema estético suele ser el principal motivo de consulta médica en busca de una solución que las haga desaparecer. No obstante, no hay que pasar por alto que la aparición de las telangiectasias puede estar relacionada con el sedentarismo y los problemas de circulación sanguínea.

Según su apariencia pueden ser de cuatro tipos: lineal, en araña o estrella, arborizada y puntiforme. Respecto al color, varía entre rojizo y violeta, dependiendo de si es una vena o una arteria la que se ha dilatado.

Las arañas vasculares pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más frecuentes en las piernas, el escote o la cara por lo que resultan inestéticas.

¿Qué diferencias hay entre las varices y las arañas vasculares?

A menudo las arañas vasculares se confunden con las varices. El diámetro de la vena afectada es el que nos indicará si se trata de una telangiectasia o de una variz. Así, las telangiectasias o arañas vasculares suelen tener un diámetro inferior a 1 milímetro mientras que en las varices comunes suele ser de entre 1 y 5 milímetros. Un aspecto muy peculiar de las arañas vasculares es que cuando se ejerce presión sobre ellas, la sangre que contienen se vacía y desaparecen durante unos segundos. Con las varices esto no sucede.

¿Por qué aparecen las arañas vasculares?

La aparición de arañas vasculares puede deberse a múltiples causas, desde la genética, hasta los hábitos de vida o determinadas enfermedades.

Genética: si uno o ambos progenitores han tenido telangiectasias los hijos tienen mayor riesgo de sufrirlas.
Hábitos de vida: el sedentarismo, pasar muchas horas de pie, usar habitualmente ropa muy ajustada o el consumo de alcohol. Tanto la falta de actividad física como el sobrepeso o la obesidad afectan negativamente a la circulación de la sangre. Por otro lado, diversos estudios han visto una relación directa del alcohol con la aparición de arañas vasculares.
Alteraciones hormonales: derivadas del embarazo y de los tratamientos con anticonceptivos orales.
Tomar el sol: Los rayos solares dañan las paredes de los vasos sanguíneos más superficiales que es donde se producen las telangiectasia.

Envejecimiento: A medida que pasan los años, la circulación sanguínea es menos fluida y la primera zona afectada son las extremidades inferiores, pies y piernas. Enfermedades de la piel: como la rosácea y el carcinoma basocelular
Enfermedades raras de origen genético

Síntomas de las telangiectasias o arañas vasculares

Aunque hemos dicho que son asintomáticas pueden aparecer acompañadas de dolor y/o picor y, en estos casos, conviene consultar con el médico. Si además de las arañas vasculares en las extremidades inferiores notamos hinchazón de los tobillos, sensación de pesadez de las piernas, puede tratarse de insuficiencia venosa, por lo también hay que acudir al médico.

Otras situaciones que requieren de atención médica son las arañas vasculares de gran tamaño o muy numerosas, si aparecen durante la juventud o en zonas poco habituales como los ojos (en la esclerótica) o la mucosa oral. En estos casos hay que descartar la presencia de telangiectasias en el cerebro o cualquier otra enfermedad.

¿Qué tratamientos existen para eliminar las arañas vasculares?

Existen dos opciones para tratar las telangiectasias, la esclerosis química y el láser, siendo esta última la técnica más utilizada por su eficacia y por sus excelentes resultados. En ambos casos el tratamiento se realiza de forma ambulatoria, es decir, que no requiere permanencia en el centro médico.

La esclerosis química consiste en una inyección de un líquido para obstruir la vena y que no pueda seguir acumulando sangre. La sangre que queda coagulada se reabsorbe y de este modo se consigue eliminar la araña vascular.

El láser (fotoesclerosis) tiene la misma finalidad que la anterior, provocar una trombosis en el vaso sanguíneo afectado para evitar que se llene de sangre y lo hace mediante el calor que proporciona el láser a través de la epidermis. El láser es una técnica muy precisa que permite liberar la cantidad de energía necesaria en pocos segundos y en una zona muy concreta, por lo que no se dañan los tejidos de alrededor. El láser vascular Neodimio-Yag, que es el que utilizan los especialistas que ClinicPoint te ofrece en Barcelona, está avalado por profesionales y por múltiples estudios que demuestran su eficacia y sus beneficios en comparación con la esclerosis química.

Está especialmente indicado por las telangiectasias de color azulado, que son las que afectan a los vasos más profundos y de alrededor de 4 milímetros de diámetro. Otros tipos de láser se emplean para los vasos de menos de 1 milímetro y de color rojizo. Uno de los efectos secundarios de los tratamientos para eliminar las arañas vasculares es el matting o aparición de una red de capilares muy finos en la zona que se ha tratado. Con el láser el riesgo de matting es notablemente más bajo que con la esclerosis química. El tratamiento con láser no requiere anestesia, ya que la única molestia es el calor y una pequeña inflamación que se resuelve con la aplicación de frío local. No se aconseja tomar el sol durante un mes aproximadamente.

El médico te indicará en función de las características de tus arañas vasculares si necesitas una o varias sesiones para eliminarlas de forma definitiva. Las telangiectasias que se eliminan no vuelven a aparecer. No obstante, conviene realizar unas visitas de seguimiento post tratamiento para observar y evaluar los resultados

¿Cuál es la diferencia entre Arañas Vasculares y Varices?

Es común tener arañas vasculares y pensar que se tratan de varices, por ello a continuación explicaremos las principales diferencias: Las varices son venas inflamadas y abultadas que se pueden observar bajo la superficie de la piel, las arañas vasculares son muy similares a las varices, sin embargo estas son más pequeñas y no causan dolor.

El color de las varices suele ser entre morado y azul, mientras que el de las arañas vasculares es más rojizo y en ocasiones azulado. Ambas se producen por una mala circulación de la sangre, se podría decir que las principales diferencias entre una y otra son el tamaño y el color.

¿Qué es la Escleroterapia?

La escleroterapia es un tratamiento no quirúrgico que consiste en la inyección de una sustancia en el interior de la variz para eliminarla. La escleroterapia o esclerosis de varices es un tratamiento poco invasivo que no deja cicatrices.

En algunos casos es más aconsejable la eliminación de varices con láser, como por ejemplo en el caso de las embarazadas, ya que la sustancia que se inyecta puede afectar a la leche materna.

¿En qué consiste el tratamiento de Varices con Microespuma?

Es un tratamiento para eliminar las varices o arañas vasculares en el que se administra microespuma esclerosante a la vena afectada haciendo que esta se colapse, cicatrice y desaparezca. La microespuma es un tratamiento novedoso, que consigue eliminar las varices de forma rápida, indolora y segura.