¿Qué significa tener la ferritina alta o baja?

La ferritina es una proteína que abunda en la zona del hígado cuya función principal es almacenar hierro para permitirle al organismo utilizarlo cuando sea necesario. Durante el embarazo, es bastante común que el nivel de ferritina esté más bajo de lo normal debido a un aumento del volumen sanguíneo. Para saber los valores de ferritina en sangre es necesario realizarse un examen a través de una muestra de sangre. Los valores de ferritina en sangre varían según el sexo y la edad de cada persona.

Ferritina baja:

Cuando los niveles de ferritina son bajos es un indicador de que estamos bajos de hierro, por lo que corremos el riesgo de padecer anemia, ya que esta depende de los niveles de hierro presentes en el organismo. La ferritina baja puede tener diversos motivos, por ejemplo, la falta de dicha proteína puede deberse a problemas de absorción, una dieta baja en hierro o enfermedades de la sangre, entre otras. Una dieta baja en hierro suele ser la principal causa de un nivel de ferritina en sangre bajo, por lo que es recomendable consumir alimentos ricos en hierro como las espinacas, las judías y las carnes rojas. Entre los principales síntomas de la ferritina baja están:
  • Fatiga y falta de energía
  • Piel pálida
  • Dolor de cabeza
  • Agotamiento mental y físico
  • Pérdida de cabello
  • Mareos
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Pérdida de cabello
Los malos hábitos alimenticios suelen ser una de las causas más comunes de la ferritina baja, aunque una gran pérdida de sangre también podría causarla. Se puede tener la ferritina baja y el hierro normal, ya que la ferritina es un indicador de la cantidad de hierro almacenada, pero no es una medición del hierro que circula por el organismo (hierro sérico). Por lo que es posible tener la ferritina baja y niveles normales de hierro sérico.

Ferritina alta:

Cuando los niveles de ferritina son altos, indica una sobrecarga de hierro en el organismo aunque en algunas ocasiones también puede deberse a inflamaciones o infecciones. Mantener unos valores normales de ferritina es muy importante para evitar poner en riesgo nuestra salud, ya que si tenemos la ferritina alta podría significar la presencia de problemas o enfermedades del hígado y de los huesos entre otros. Patologías como la osteoporosis, la artritis o la cirrosis están muy relacionadas con valores muy altos de dicha proteína. Entre los principales síntomas de la ferritina alta encontramos:
  • Piel más oscura de lo normal
  • Agotamiento
  • Dolor en las articulaciones
  • Problemas cardíacos

¿Cómo puedo combatir la ferritina alta?

Para acabar con la ferritina alta es recomendable evitar consumir alimentos ricos en hierro como las carnes rojas, las verduras de hoja verde, la avena y los productos con levadura añadida entre otros. Por otra parte también es recomendable dejar a un lado el tabaco y el alcohol.

Causas de la ferritina alta:

Entre las causas más comunes de la ferritina alta encontamos:
  • Enfermedades hepáticas
  • El abuso de alcohol
  • Dieta alta en hierro
  • Anemia con exceso de hierro
  • Enfermedades genéticas
  • Hemocromatosis, es una enfermedad hereditaria que provoca una acumulación excesiva de hierro
  • Hemosiderosis, es una enfermedad caracterizada por el exceso en los tejidos de hemosiderina.
Si tienes la ferritina alta o baja lo más recomendable es que acudas a un especialista para que valore tu estado de salud.