+ de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera
Densitometría Ósea

Densitometría Ósea

La densitometria ósea permite medir la densidad mineral ósea. Se emplea para detectar la osteoporosis de forma precoz, y también sirve para evaluar la respuesta al tratamiento en las personas que la padecen.
Ahorra hasta 121€

¿Qué es la Densitometria?

La densitometría ósea es la prueba que sirve para determinar la densidad mineral ósea, con esta prueba podemos medir la densidad de calcio que tienen nuestros huesos. Es una prueba segura, no invasiva e indolora que permite obtener información de nuestros huesos, por lo que es muy útil para detectar enfermedades como la osteoporosis, que es una enfermedad producida por una disminución de la resistencia de todos los huesos del cuerpo debido a la pérdida de masa ósea, por lo que disminuye la resistencia ósea y genera un mayor riesgo de fracturas. Los huesos van perdiendo parte de su resistencia y se vuelven más frágiles, siendo más propensos a romperse con pequeños golpes. La osteoporosis suele pasar inadvertida en sus etapas iniciales, en muchos casos el primer signo se produce cuando el hueso se rompe.

¿Cómo me preparo para la densitometría ósea?

La persona que se va a realizar la prueba de densitometría ósea no necesita una preparación especial, pero deberá tener en cuenta lo siguiente:

-El día que se va a realizar el examen no puedes alimentarte normalmente
-No podrás tomar suplementos que lleven calcio en las 24 horas previas a la prueba -Deberás llevar ropa cómoda y suelta
-Si eres mujer y tienes posibilidades de estar embarazada, deberás informar a tú médico ya que la radiación puede ser peligrosa para el feto.
-Evitar realizar actividades físicas intensas en las doce horas previas al estudio

¿Quién debe hacerse una prueba de densidad ósea?

Por lo general, es recomendable realizar la primera prueba de Densitometría ósea alrededor de los 45 años de edad para las mujeres, y de los 60 años para los hombres. Sin embargo, aquellas mujeres que tengan factores de riesgo asociados deberían realizarse controles con anterioridad para detectar cuanto antes la disminución de la masa ósea e iniciar el tratamiento a tiempo.

Respecto al tiempo que debe trascurrir entre una prueba y la siguiente, si los resultados están dentro de los límites aceptados se puede esperar hasta tres años para hacer la siguiente. En el caso de una persona a la que se le haya detectado osteoporosis los plazos pueden ser más cortos, entre seis y ocho meses. Mientras que si se ha diagnosticado osteopenia, los controles re realizaran anualmente.

En definitiva, la densitometría es una prueba muy útil para la prevención de ciertas enfermedades, nos puede ser de gran ayuda para detectarlas a tiempo y cuidar la salud de nuestros huesos cuanto antes, para poder llevar una vida normal.