+ de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera
Llámanos 900 525 825 L-V de 9:00h a 18:00h

Colonoscopia

Colonoscopia Virtual

Colonoscopia Virtual

La Colonoscopia Virtual usa un scanner de última generación con tecnología MDTC para visualizar el interior de la totalidad del colon. Se emplea para buscar tumores, pólipos u otra enfermedad en el intestino grueso.
Ahorra hasta 330€
Colonoscopia Óptica

Colonoscopia Óptica

Colonoscopia óptica para examinar el estado del intestino grueso (colon, recto y ano), realizada por médicos digestivos especialistas.
Financiado desde 11 €/mes
Ahorra hasta 541€
Hidroterapia de colon con Ozono

Hidroterapia de colon con Ozono

Hidrocolonoterapia con Ozono para colon irritable, estreñimiento y limpiar el intestino de restos de heces y toxinas. 
Ahorra hasta 25€

Gastroscopia (Endoscopia)

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

Gastroscopia (Endoscopia) Diagnóstica con Sedación

La gastroscopia o endoscopia es una exploración que consiste en ver la parte alta del tubo digestivo mediante un tubo delgado y flexible. Comprueba el estado de tu esógafo, estómago y duodeno. Para que la molestias durante la exploración sea leve se emplea sedación.
Ahorra hasta 450€
El aparato digestivo se extiende desde el esófago hasta el ano y en cada uno de los tramos desempeña una actividad muy diferente, por lo que las enfermedades que le afectan son muy variadas.

La función principal del aparato digestivo es realizar la digestión, es decir, extraer los nutrientes de los alimentos para que a través del torrente sanguíneo lleguen a las células del cuerpo, que los transformarán en energía para su correcto funcionamiento. La mayoría de los problemas digestivos tienen su origen en la alimentación.

¿Qué nombre recibe el especialista del aparato digestivo?

El médico especialista en tratar las enfermedades del aparato digestivo se denomina gastroenterólogo y la especialidad médica es la Gastroenterología. Pero el gastroenterólogo no solo estudia el estómago, como popularmente se cree, sino que también se ocupa del esófago, el intestino delgado, el intestino grueso, el recto, el ano, el hígado, el páncreas, las glándulas digestivas y las vías biliares. Es decir, de todas las partes y órganos que componen el sistema digestivo. Dentro de la Gastroenterología, en función del órgano a tratar, encontramos a otros especialistas como por ejemplo el hepatólogo que se encarga de las enfermedades hepáticas o del hígado o el proctólogo o coloproctólogo que estudia las patologías del colon, el recto y el ano.

Las enfermedades digestivas más comunes

Entre las enfermedades digestivas que afectan con mayor frecuencia a la población encontramos el estreñimiento, el reflujo gastroesofágico, la dispepsia funcional, la úlcera péptida, el síndrome de intestino irritable, la enfermedad celíaca, las hepatitis y el cáncer, entre otras. Según la zona del aparato digestivo a la que afectan podemos clasificarlas en:
  • Enfermedades del esófago como el reflujo gastroesofágico, el dolor torácico de origen esofágico, las varices esofágicas o el esófago de Barrett. El esófago comprende la primera parte del tubo digestivo, desde la garganta hasta el estómago.
  • Enfermedades del estómago como la úlcera péptica, la gastroparesia o el cáncer de estómago. El estómago es un órgano con forma de saco que está ubicado entre el esófago y el intestino delgado y es donde empieza la digestión.
  • Enfermedades del intestino delgado: enfermedad inflamatoria intestinal, meteorismo, enfermedad celiaca o enfermedad de Crohn. El intestino delgado es la parte más larga del tubo digestivo que conecta el estómago con el intestino grueso.
  • Enfermedades del intestino grueso: colitis ulcerosa, pólipos de colon, síndrome de intestino irritable, cáncer colorrectal. El intestino grueso es la continuación del intestino delgado y termina en el ano; también se le denomina colon.
  • Enfermedades del hígado: principalmente serían la cirrosis, el hígado graso no alcohólico, los distintos tipos de hepatitis, los tumores hepáticos benignos y el cáncer de hígado. El hígado es el órgano que se encarga de regular el metabolismo de las grasas y los azúcares y de eliminar las sustancias tóxicas. Está situado en la parte superior derecha del abdomen y es vital para el funcionamiento del cuerpo humano.
  • Enfermedades del páncreas y de las vías biliares: pancreatitis -crónica o aguda-, coledocolitaisis, cáncer de páncreas. El páncreas es el órgano responsable de la producción de insulina y de jugos pancreáticos necesarios para realizar la digestión; y las vías biliares son los conductos que unen el hígado con el intestino delgado y transportan la bilis producida por el hígado.

Los síntomas de problemas digestivos más habituales. ¿Cuándo acudir al médico digestivo?

A pesar de que existen multitud de enfermedades y problemas digestivos, cuando se da alguno de los siguientes síntomas de alerta recomendamos acudir a la consulta del médico digestivo en Madrid:
  • Sangrado rectal o presencia de sangre al terminar las deposiciones. Aunque no se trate de una pérdida de sangre importante en cuanto a volumen o cantidad, sí es un síntoma característico de varios trastornos digestivos. En este caso conviene observar también el color de las heces, ya que si son negras (y no estás tomando medicación como los suplementos de hierro que ocasionan el cambio de color) es muy probable que contengan sangre.
  • Hinchazón del vientre o distensión abdominal que puede ir acompañada de dolor y de sensación de plenitud al ingerir poca cantidad de alimento.
  • Cambios en los hábitos intestinales, ya sea por estreñimiento o por diarrea que aparecen sin motivo.
  • Fuertes dolores abdominales y vómitos.
  • Acidez, ardor o quemazón que asciende desde el estómago hasta la garganta.
  • Pérdida de peso no intencionada y sin motivo.
  • Reacciones dermatológicas provocadas por la alergia a algún alimento. Puede aparecer picor, hinchazón, habones o edemas.

¿Qué pruebas realiza el médico digestivo?

El médico digestivo en Madrid, además de elaborar la historia clínica y la exploración que pueda realizarte en la consulta, es probable que necesite realizar pruebas para obtener un diagnóstico. Por un lado, es muy frecuente el análisis de las heces y el enema opaco. Por otro lado, están las pruebas se realizan por vía endoscópica, es decir, mediante la inserción de un tubo delgado (endoscopio) con una mini cámara en la punta que permite visualizar el interior de sistema digestivo.

Entre las endoscopias, las más habituales son: la esofagoscopia para observar el esófago; la gastroscopia que permite el estudio del estómago, el duodeno y el inicio del intestino delgado; y la colonoscopia para explorar la totalidad del colon y del intestino grueso.

Aunque estas pruebas no resultan muy agradables para el paciente, son imprescindibles para la detección temprana de enfermedades digestivas y de algunos tipos de cáncer que afectan al aparato digestivo.