+ de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera
Gammagrafía Tiroidea

Gammagrafía Tiroidea

La Gammagrafía de Tiroides evalúa la estructura y el funcionamiento de la glándula tiroidea para diferentes causas, entre ellas, detectar posibles tumores en las tiroides y su metástasis.
Ahorra hasta 56€
Gammagrafía Ósea

Gammagrafía Ósea

La Gammagrafía de huesos es esencial para detectar tumores en la parte ósea del cuerpo, inflamaciones o roturas no detectadas a través de los rayos gamma. 
Ahorra hasta 147€
Gammagrafía Renal

Gammagrafía Renal

la Gammagrafía Renal es el estudio de los riñones mediante rayos gamma para el diagnóstico de la insuficiencia renal, infecciones o seguimiento en pacientes con transplante de riñón. 
Ahorra hasta 56€
Gammagrafía de Paratiroides

Gammagrafía de Paratiroides

Gammagrafía de las Glándulas Paratiroides mediante estudio con rayos gamma para evaluar la estructura y el funcionamiento de las glándulas paratiroideas.
Financiado desde 14 €/mes
Ahorra hasta 135€
Rastreo gammagráfico con Citrato de Galio

Rastreo gammagráfico con Citrato de Galio

El Rastreo Gammagráfico con Citrato de Galio-67 GA está indicado en muchos casos, por ejemplo, para identificar el origen de infecciones, inflamaciones, evolución de personas con SIDA o para ver si un tumor a hecho metástasis. 
Financiado desde 15 €/mes
Ahorra hasta 131€

Gammagrafía ¿Qué es?

La gammagrafía es una prueba médica de medicina nuclear, es decir que utiliza pequeñas cantidades de una sustancia radioactiva. Resulta de gran ayuda para diagnosticar determinadas enfermedades del sistema endocrino, óseo y renal, aunque se puede utilizar casi en cualquier órgano del cuerpo.

Para realizarla, se administra un radiofármaco, que se distribuye por todo el organismo y señala las partes afectadas de los órganos que queremos examinar, los puntos calientes son las zonas que han captado más material y los fríos son lo que tienen menor captación, lo que hace posible estudiar el estado en el que se encuentra la zona a tratar.

Las más frecuentes son:

-Gammagrafía Ósea: Este tipo de gammagrafía ayuda a examinar y tratar diferentes enfermedades relacionadas con los huesos. Tiene una gran capacidad para explorar el esqueleto lo que hace que sea una prueba muy útil a la hora de detectar diferentes trastornos óseos como la artritis, cáncer, fracturas…

-Gammagrafía Tiroidea: Permite observar si el funcionamiento y la estructura de la glándula tiroides es normal o no. En la gammagrafía tiroidea las moléculas radioactivas se administran mediante una cápsula o pastilla y horas después se obtienen las imágenes de la tiroides con una cámara especial. También se suele realizar una prueba de absorción de yodo, para evaluar el funcionamiento de dicha glándula. Esta prueba permite evaluar hipotiroidismo, hipertiroidismo, tumores tiroideos y tiroiditis entre otros…

-Gammagrafía Renal: Evalua la función y la anatomía de los riñones

Preparación Gammagrafía

La gammagrafía es una prueba médica ambulatoria, por lo que no suele requerir ingreso médico. No es necesario tomar ningún medicamento antes de realizar la prueba, pero debes comunicarle al médico todas las medicinas que tomas para que este valore la situación.

La prueba suele durar normalmente entre dos y tres horas desde que se administra el fármaco y en muchas ocasiones es recomendable acudir en ayunas a la gammagrafía. Antes de realizar la prueba, tendrás que firmar un consentimiento en el que se detalla porque es necesaria la realización de la gammagrafía y los posibles riesgos que conlleva.