+ de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera
Llámanos 900 525 825 L-J de 9:00h a 19:00h - V de 9:00h a 18:00h
Atención Integral al Parto o Cesárea

Atención Integral al Parto o Cesárea

Se trata de un servicio que incluye, una visita con el obstetra previa al momento de dar a luz y todos los servicios necesarios durante de parto o cesárea.
Financiado desde 122 €/mes
Ahorra hasta 2.845€
El nacimiento de un hijo debe ser uno de los mejores momentos de tu vida y para que así sea ClinicPoint pone a tu disposición un equipo formado por ginecólogos, comadronas, enfermeras, anestesistas, etc. que te guiarán con los cursos de preparación al parto y llegado el momento asistirán al parto ya sea un parto vaginal o una cesárea.

Muchas mujeres se siguen preguntando ¿qué es mejor, el parto natural o la cesárea? Si no existe ningún problema de salud en la madre o en el futuro bebé, normalmente siempre se piensa en tener un parto natural. Las cesáreas se llevan a cabo cuando es imposible que el bebé nazca por vía vaginal, ya sea -como hemos comentado- por alguna problema ya conocido o porque surgen complicaciones durante el parto natural. 

El médico que hace el seguimiento del embarazo suele ser quien asiste el parto en Madrid, por lo que es muy importante que médico y paciente lleguen a establecer una relación de confianza. 

El parto natural en Madrid


Aunque coloquialmente se habla de parto natural o vaginal para hacer referencia a parto en el que el bebé sale a través de la vagina de la madre, hay una matiz en estos dos términos: El uso o no de la anestesia epidural. El parto natural es aquel en el que no se utiliza ningún fármaco para aliviar el dolor. Un parto puede ser vaginal pero no natural, porque se ha empleado anestesia.

El parto natural se inicia cuando la mujer rompe aguas y poco a poco las contracciones se vuelven más frecuentes y dolorosas. Puede utilizarse anestesia epidural para evitar el dolor. Si el bebé está en buena posición, con la cabeza hacia abajo y la mujer va dilatando progresivamente, el parto seguirá de forma natural. Una vez el bebé saca la cabeza, la comadrona y/o el ginecólogo lo sujetarán ayudando a que salga el resto del cuerpo. En algunas ocasiones hay que emplear los fórceps para extraer al bebé.

Ventajas y desventajas del parto natural


Los beneficios de un parto natural son:
 

  • Menor sangrado durante todo el parto y también menor riesgo de hemorragias o coágulos.
  • El riesgo de desarrollar infecciones urinarias o en el endometrio es bajo.
  • La recuperación del parto natural es mucho menos dolorosa y mucho más rápida que en la cesárea.
  • La estancia hospitalaria es muy corta y podrás volver a tus actividades habituales casi de forma inmediata.
  • Bajar de peso y recuperar la figura previa al embarazo también resulta más sencillo en el parto natural que en la cesárea.
  • El bebé presenta una mejor oxigenación general y cerebral.
  • El paso por el canal del parto estimula los sentidos del bebé.
  • Ya que no hay límite para los partos vaginales, si quieres ampliar la familia no tendrás que esperar mucho.
  • La madre libera oxitocina durante el parto lo que facilita la subida de leche y la creación del vínculo afectivo entre la madre y el bebé.
  • Se permite al padre estar presente durante el parto así como colaborar en algunos momentos, como por ejemplo, para cortar el cordón umbilical.

Las desventajas o inconvenientes del parto natural son:

  • Los fuertes dolores que se experimentan durante las contracciones y mientras el bebé pasa por el canal del parto.
  • Si la mujer dilata lentamente, el parto puede alargarse varias horas.
  • En ocasiones para facilitar la salida del bebé es necesario hacer una episiotomía, un corte en el perineo (entre la vagina y el ano). De este modo también se evita que pueda hacerse un desgarro.
  • Existe el riesgo de sufrir incontinencia urinaria en la etapa de posparto.
  • También hay riesgo de padecer algún grado de disfunción sexual.

La cesárea en Madrid, ¿cuándo está indicada?


La cesárea es siempre el último recurso cuando es imposible el nacimiento por parto vaginal. Existen múltiples situaciones en las que está indicada la cesárea. Algunas de ellas hacen referencia a enfermedades de la madre o del bebé que ya son conocidas previamente y por ello se programa un parto por cesárea, como por ejemplo:

  • Enfermedades del corazón de la madre.
  • Gestación múltiple o gemelar.
  • Bebé con espina bífida o hidrocefalia.
  • Placenta previa o desprendimiento de la placenta, etc.
  • En el resto de caso se debe a las complicaciones que pueden aparecer durante un parto natural como la frecuencia cardiaca anormal del bebé, un parto demasiado largo, la detección de sufrimiento fetal, el mal posicionamiento del bebé o el prolapso del cordón umbilical.
La cesárea se realiza bajo anestesia epidural y es una intervención quirúrgica mayor ya que implica una incisión en el vientre hasta cortar el útero para sacar al bebé.

Ventajas e inconvenientes de la cesárea


Las principales ventajas de la cesárea son:

  • Menor riesgo de complicaciones para el bebé. Nace con mejor aspecto y color ya que no ha sufrido el paso por el canal de parto.
  • No hay dolor para la madre ya que se aplica la anestesia epidural desde el principio (en caso de cesáreas programadas)
  • La duración de la cesárea (aproximadamente 1 hora) suele ser mucho más corta que un parto natural.
  • La vagina y el perineo quedan intactos.
Los inconvenientes de la cesárea:

  • Al tratarse de una operación hay un riesgo mayor de infección.
  • La recuperación de la cesárea es más lenta y dolorosa. Especialmente los primeros días, en los que incluso es difícil caminar. El tiempo de hospitalización es más largo que en un parto natural. Y, tras abandonar el hospital es muy probable que necesites ayuda en casa durante unos días hasta que puedas hacer vida normal.
  • No se estimulan los sentidos del bebé durante el nacimiento.
  • La mujer no genera oxitocina por lo que la subida de la leche y la adaptación a la lactancia pueden llevar más tiempo.
  • Los médicos recomiendan esperar al menos un año para volver a quedarse embarazada.
  • Tras un parto por cesárea, las probabilidades de que el siguiente parto también lo sea aumentan.
  • No se recomiendan más de tres cesáreas.

Conclusión: ¿Qué es mejor el parto natural o la cesárea?


En una situación normal, el parto natural resulta más beneficioso tanto para la madre como para el bebé. Ante la ausencia de problemas, parto natural; cuando hay algún tipo de riesgo para la madre o para el bebé, cesárea.