+ de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera

Consulta Neurólogo Especialista

La enfermedad de Alzheimer es el tipo de demencia más frecuente y, aunque afecta sobre todo a personas de edad avanzada, no es una enfermedad que esté provocada por el envejecimiento. Es decir, que hay personas que empezarán a desarrollar Alzheimer a los 70 años por ejemplo, mientras que otras con 90 tendrán su capacidad cognitiva intacta.

No obstante, es cierto que el envejecimiento poblacional hace que cada vez sea mayor la cifra de personas que conviven con una demencia, en cualquiera de sus formas. Y aunque, como ya hemos avanzado, no todas se relacionan con la edad, sí que es cierto que a mayor esperanza de vida más probabilidades de padecer alguna de ellas. La enfermedad de Alzheimer representa entre el 60% y el 70% de todos las causas de deterioro cognitivo en los adultos.

Es bastante habitual que los primeros síntomas del Alzheimer (pérdidas de memoria, lentitud para procesar la información, confusiones aparentemente insignificantes) pasen desapercibidos al considerarlos achaques propios de la edad. Y debemos insistir en que no forman parte de proceso normal de envejecimiento.

En la consulta con el neurólogo en Madrid realizan un completo  test de evaluación neuropsicológica para conocer el funcionamiento a nivel cognitivo, conductual, emocional y funcional de cada paciente. De esta manera se puede llegar a diagnosticar de forma precoz el Alzheimer, el Parkinson, la demencia vascular, etc. Y diseñar un programa de entrenamiento mental que ralentice la evolución de la enfermedad.

Los síntomas iniciales del Alzheimer

  • Pérdida o deterioro de la memoria.
  • Empiezan presentado dificultades para recordar citas con el médico, si han quedado con alguien; salen a la calle y no recuerdan a qué; olvidan tomar la medicación, los nombres de las calles, etc.
  • Dificultades para resolver problemas o situaciones cotidianas.
  • Problemas de concentración y razonamiento para realizar tareas, durante una conversación.
  • Confusiones con las fechas, los lugares.
  • Desorientación.
  • Dificultades en la comunicación al confundir palabras, perder el hilo de lo que se está contando, repetir la misma idea varias veces sin darse cuenta o ir reduciendo poco a poco el vocabulario.
  • Reticencia a acudir a reuniones, eventos o celebraciones con familiares y amigos.
  • Cambios comportamiento y de humor sin que exista un motivo que los provoque. Ante la aparición de alguno de estos síntomas, es fundamental acudir al neurólogo, que es el especialista que puede diagnosticar de forma precoz el Alzheimer, así como descartar otras enfermedades.


El diagnóstico precoz del Alzheimer es posible

La evaluación neuropsicológica que se realiza en Madrid está indicada en personas con edad avanzada y/o que presentan deterioro cognitivo ligero, demencia vascular, daño cerebral adquirido (por un tumor, un ictus o un traumatismo craneoencefálico), trastornos psiquiátricos o se sospecha de Alzheimer, Parkinson o cualquier alteración cognitiva.

El descubrimiento reciente de nuevos biomarcadores del Alzheimer ha hecho posible que se puedan detectar alteraciones en el cerebro hasta 20 años antes de que la enfermedad se manifieste a nivel cognitivo. Por ello, los expertos insisten en que es necesario aprender a distinguir las primeras señales de alerta.

Y una vez detectadas debemos acompañar a ese familiar a la consulta con el neurólogo en Madrid para que pueda realizar el test neuropsicológico. Siempre se recomienda que en esta primera visita el paciente vaya acompañado para que pueda explicar con exactitud qué tipo de conductas resultan alarmantes y que para el afectado pueden haber pasado inadvertidas, precisamente por la propia enfermedad.

El neurólogo es el médico especializado en el estudio y el tratamiento de las enfermedades y trastornos del sistema nervioso, del cerebro, de la medula espinal y del dolor, entre otros. Así, entre las patologías que con más frecuencia atienden en sus consultas están:

  • la migraña
  • las demencias
  • Parkinson
  • Alzheimer
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)
  • la epilepsia
  • las neuralgias
  • la esclerosis múltiple

¿Cómo se llega al diagnóstico del Alzheimer?

Como hemos visto, la detección precoz del Alzheimer es posible, pero no basta con la evaluación neuropsicológica. Aunque es un test muy completo, para el diagnóstico definitivo se realizarán otras pruebas médicas.

Así, el neurólogo, primero elabora la historia clínica a partir de la información proporcionada por el paciente y sus familiares y después evaluará si presenta deterioro cognitivo, del razonamiento y de la memoria, cambios de conducta o de personalidad, su capacidad para desenvolverse de forma autónoma en sus actividades cotidianas, etc.

Por otro lado, también puede solicitar una analítica completa y pruebas radiológicas como el TAC, la resonancia magnética o la tomografía por emisión de positrones (PET-TAC). Estas pruebas confirman el diagnóstico y además descartan otras enfermedades que tienen síntomas parecidos al Alzheimer como por ejemplo, el déficit de vitamina B12, los problemas de tiroides, otras enfermedades degenerativas, el haber padecido hemorragias o tumores, etc.

Y después del diagnóstico, ¿qué?

Cuánto antes se realice el diagnóstico del Alzheimer, antes se podrán adoptar las medidas más adecuadas para ralentizar su progresión. En este sentido, el neurólogo, una vez tenga toda la información entregará al paciente un programa de rehabilitación para intentar conservar el máximo de tiempo posible y en las mejores condiciones todas las capacidades cognitivas de la persona afectada.