Elige tu ciudad: Barcelona

¿Qué estas buscando?

900 525 825
L-J de 9:00h a 19:00h
V de 9:00h a 18:00h
+ de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera
Artroscopia de Rodilla

Artroscopia de Rodilla

Te recomendamos: Artroscopia de Rodilla en Barcelona a un precio desde 1.499€

La artroscopia es una técnica de diagnóstico y tratamiento de las articulaciones sin necesidad de recurrir a la cirugía tradicional.

La artroscopia de rodilla

La artroscopia de rodilla es un procedimiento mínimamente invasivo en el que utilizando una cámara que se inserta en la rodilla se examina su interior para establecer o confirmar un diagnóstico y, siempre que sea posible, solucionarlo en el mismo acto quirúrgico.

La artroscopia se popularizó en la década de los 60 llegando a sustituir a la cirugía tradicional o abierta para el tratamiento de múltiples patologías ya que gracias a la tecnología (cámaras minúsculas de alta resolución) el cirujano puede visualizar claramente en interior de la rodilla.

Y para el paciente la gran ventaja de la artroscopia de rodilla es que el postoperatorio es mucho más corto y con menos complicaciones que con la cirugía tradicional.

¿Qué patologías y lesiones se pueden tratar mediante una artroscopia de rodilla?

La operación de artroscopia de rodilla estaría indicada para pacientes con alguna de estas patologías de rodilla:

  • Rotura de menisco. El menisco es un cartílago que protege los espacios que hay entre los huesos de la rodilla. La artroscopia permite tanto repararlo o extirparlo.
  • Rotura o lesión de un ligamento cruzado anterior o de un ligamento cruzado posterior.
  • Rotura o daño en un ligamento colateral.
  • Inflamación o daño en la membrana sinovial, cuya misión es cubrir la articulación.
  • Desalineación de la rótula (cuando ésta se encuentra fuera de su posición).
  • Extirpación de quistes de Baker que resultan de una acumulación de líquido sinovial detrás de la rodilla.
  • Extracción de pequeños fragmentos de cartílago roto.
  • Reparación de defectos en el cartílago.
  • Determinados tipos de fractura.


Se trata de lesiones que afectan a pacientes de todas las edades, desde jóvenes deportistas hasta adultos de edad avanzada.

Durante la primera consulta con el especialista, previa a la artroscopia de rodilla en Barcelona, y para conocer cualquier problema que pueda afectar a la cirugía, te preguntará acerca de tu estado de salud general, si tomas o no medicación de forma habitual, así como tus antecedentes médicos familiares.

Por otro lado, debes aportar todas las pruebas médicas que te hayan realizado: radiografía, TAC, resonancia magnética, etc. para que el médico pueda valorar el estado de tu rodilla. En caso de no disponer de ellas, no te preocupes, el cirujano te indicará las pruebas que necesitas y también podrás reservarlas a un precio preferente en ClinicPoint.

Mientras que una artroscopia de rodilla ronda los 4.500 euros, en ClinicPoint te ofrecemos unas condiciones preferentes que hemos acordado con los mejores médicos y clínicas para nuestros clientes y que te permitirán ahorrar más de un 40% con respecto al precio privado. Así, pues el precio de la artroscopia de rodilla en Barcelona está entorno a los 2.600 euros y además, te ofrecemos facilidades de financiación.

¿Cómo se realiza una artroscopia de rodilla?

La operación de artroscopia de rodilla es un procedimiento quirúrgico muy habitual en Traumatología y se emplea tanto para diagnosticar una patología o lesión en la rodilla como para solucionarla.

Se trata de una técnica mínimamente invasiva en la que el cirujano realiza una pequeña incisión por la que introduce el artroscopio para visualizar la estructura interna de la articulación en un monitor. Se inyecta también una solución salina en el interior de la rodilla para inflarla y ampliar así el campo de visión. El artroscopio está dotado de una cámara que permite obtener una imagen nítida y de calidad que le sirve al cirujano para decidir si es posible tratar la lesión. En caso que así sea, a través de una o dos pequeñas incisiones más introducirá el instrumental necesario.

Una vez reparada la rodilla, se drenará la solución salina que se había introducido al principio y se suturan las incisiones.

Respecto al tipo de anestesia, se puede utilizar:

  • Anestesia local. El paciente estará despierto durante todo el procedimiento pero no sentirá dolor en ningún momento. Se puede combinar con la administración de ciertos fármacos para que esté más tranquilo.
  • Anestesia epidural. Se inyecta en la columna vertebral y deja el cuerpo dormido de cintura para abajo. El paciente estará despierto.
  • En casos excepcionales, anestesia general.


El tratamiento completo puede durar entre 30 minutos y una hora y como se realiza en régimen ambulatorio, el mismo día podrás abandonar el hospital.

El postoperatorio de la operación de artroscopia de rodilla

Aunque la recuperación completa después de una artroscopia viene determinada por el tipo de problema que hubo que tratar, el postoperatorio de la artroscopia de rodilla siempre será más rápido y menos doloroso en comparación con la cirugía tradicional.

Si la artroscopia de rodilla era por problemas como el menisco roto, un cartílago roto, un quiste de Baker o problemas con la membrana sinovial, la recuperación es mucho más rápida que si se trata de una reparación o reconstrucción de alguna parte de la rodilla. En estos casos, es posible que necesite muletas durante varias semanas y la recuperación completa no llegue hasta transcurridos varios meses, incluso hasta al año.

En líneas generales las recomendaciones para el postoperatorio de la artroscopia de rodilla en Barcelona son permanecer en reposo durante los primeros días e ir reincorporándote a tu vida cotidiana poco a poco, sin forzar ni sobrecargar la articulación y siguiendo siempre las recomendaciones de tu médico.

  • Mantén la pierna en una posición elevada durante los primeros días después de la cirugía.
  • El frío ayuda a aliviar la inflamación y el dolor, que suelen durar una semana. Sigue las instrucciones del especialista. Si padeces artritis, la rodilla puede permanecer inflamada y dolorida durante más tiempo.
  • La herida debes estar siempre limpia y seca.
  • Es normal experimentar dolor los primero días. Puedes tomar los analgésicos que te hayan prescrito.
  • Utiliza muletas mientras lo necesites.
  • Los puntos de sutura se suelen retirar a partir del día 10.
  • En función de tu evolución te indicarán el día que puedes empezar a realizar ejercicios de recuperación. Síguelos estrictamente ya que te ayudarán a restablecer el movimiento, fortalecer la musculatura y pueden mejorar el resultado final de la intervención.
  • Normalmente los pacientes pueden volver a conducir entre una y tres semanas después de la operación de artroscopia de rodilla. Asegúrate que en caso de frenazo brusco tu pierna es capaz de responder con firmeza y seguridad.
  • Una vez transcurridas entre seis y ocho semanas, ya podrás realizar con normalidad la mayoría de actividades de tu día a día. No obstante, si tu trabajo implica esfuerzo intenso o cargar peso debes comentarlo con el especialista.