Elige tu ciudad: Barcelona

¿Qué estas buscando?

900 525 825
L-J de 9:00h a 19:00h
V de 9:00h a 18:00h
+ de 30 especialidades sin cuotas mensuales Los mejores médicos y centros Mejor precio garantizado en nuestros centros Sin listas de espera
Cirugía Ecoguiada de Tendón de Aquiles

Cirugía Ecoguiada de Tendón de Aquiles

Te recomendamos: Cirugía Ecoguiada de Tendón de Aquiles en Barcelona a un precio desde 1.895€

Trata tus tendinitis con una cirugía ultra mini invasiva, sin ingreso hospitalario y pudiendo volver a caminar a las 24-48 horas.

¿Dolor en el Tendón de Aquiles?

El tendón de Aquiles es el que conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón, se encarga de separar el pie del suelo para que podamos andar, correr o saltar.

Cuando el talón de Aquiles se inflama aparece la tendinitis aquilea, provocando dolor en la parte inferior del pie. Normalmente la tendinitis aquilea es causada por un uso excesivo del pie y no suele ser provocada por una lesión. Es más común la tendinitis por sobrecarga en personas jóvenes y deportistas ya que determinados deportes implican saltar y correr, ejerciendo mucha presión sobre el tendón de Aquiles.

El principal síntoma de la tendinitis de Aquiles es un dolor en el talón y a lo largo del tendón, para prevenir que la lesión se agrave es muy importante que cuando empecemos a sentir dolor, dejemos de realizar actividades físicas que puedan agravarlo.

¿Cómo se diagnostica la Tendinitis Aquilea?

Generalmente, si padeces de esta dolencia verás que el tendón de Aquiles está hinchado y caliente. Para diagnosticar la tendinitis aquilea el médico presionará suavemente la zona afectada y evaluará su estado. Para evaluar la lesión es posible que el médico solicite algunas pruebas diagnósticas como las radiografías, ecografías o Resonancia Magnética.

Complicaciones Tendinitis Aquilea

La tendinitis aquilea hace que el riesgo de sufrir una ruptura del Tendón de Aquiles sea mayor, por lo que si se aprecia dolor en esa zona, lo más recomendable es acudir a un especialista cuanto antes y así evitar que la lesión pueda causar mayores daños.

Cirugía Tendón de Aquiles

Si tras haber intentado curar la tendinitis aquilea a través de diferentes tratamientos como la fisioterapia o con analgésicos no has conseguido resultados, el médico puede recomendar realizarse una cirugía en el tendón de Aquiles para repararlo.

¿Cómo prevenir la Tendinitis Aquilea?

  • Incrementar de manera progresiva la intensidad y duración de las actividades físicas que realices, sobre todo si se lleva un tiempo inactivo.
  • Calentamiento previo y estiramientos antes y después de iniciar el ejercicio.
  • Mantenerse en forma para conseguir que los músculos se mantengan fuertes.
  • Utilizar un calzado deportivo apropiado.
  • Evitar correr en superficies duras como el cemento o el asfalto.
  • En el caso de que notes algún síntoma de tendinitis o molestias en la zona, es aconsejable dejar de realizar actividades que sobrecarguen los pies.


¿Qué es una ruptura del Tendón de Aquiles?

La ruptura del tendón de Aquiles es una lesión que afecta sobre todo a personas que practican deporte, aunque puede pasarle a cualquier persona. En algunas ocasiones la ruptura del tendón de Aquiles no presenta signos visibles o notables de repente, sino que es más progresivo: uno va notando las molestias mientras sigue haciendo vida normal hasta que el dolor ya es significativo.

Normalmente los síntomas de una ruptura en el tendón de Aquiles son los siguientes:
  • Sensación de dolor en la pantorrilla.
  • Hinchazón cerca del talón.
  • Bloqueo en la articulación.
  • Dolor al caminar.
  • Incapacidad para flexionar la pierna debido al dolor.
  • Imposibilidad de ponerse de puntillas sobre la pierna donde se encuentra la lesión.


¿Cuándo acudir al médico por el Tendón de Aquiles?

Es aconsejable que visites al médico si sientes dolor en el talón o si escuchas un chasquido en esta zona, sobre todo si te cuesta caminar.

Factores de riesgo de rotura tendón de Aquiles:

Entre los factores que pueden hacer que el riesgo de ruptura de tendón de Aquiles sea mayor, encontramos:
  • La edad: Normalmente la ruptura de tendón de Aquiles se produce entre los 30 y 40 años.
  • Deportes recreativos: La práctica de este tipo de actividades hacen que este tipo de lesiones ocurran con mayor frecuencia.
  • Sexo: Suele darse más en hombre que en mujeres, aunque puede afectar a ambos sexos.
  • Obesidad: El sobrepeso, puede hacer que nuestro cuerpo ejerza más presión sobre el tendón.


Causas de la ruptura del tendón de Aquiles:

Normalmente el tendón de Aquiles se rompe debido a un aumento repentino de la presión que se ejerce sobre dicha parte del cuerpo. Los ejemplos más frecuentes por los que se suele producir la ruptura son, al saltar, al pisar un hoyo y al aumentar la intensidad de la actividad deportiva.

¿Cómo se diagnostica los problemas del tendón de Aquiles?

Si notas molestias y quieres saber si sufres algún problema en el tendón de Aquiles, la mejor opción será acudir al médico, el cual te realizará una serie de preguntas y te revisará la pierna para detectar el dolor e hinchazón. Si los síntomas son graves o no mejoran con el paso del tiempo, el especialista podría recomendarte la realización de una radiografía, ecografía o resonancia magnética para diagnosticar si se trata de una tendinitis y determinar si se debe proceder a operar o qué tipo de tratamiento necesitas.